Roza lo delictivo vivir en Granada y no haber visitado ningún lunes noche La Tertulia. José Carlos Morales es una leyenda viviente, a pesar de que su identidad esté intensa y casi simultáneamente vinculada con otra leyenda pesada llamada Bob Dylan.

Dylanesque no es ni más ni menos que el espectáculo de este granadino siendo poseído por Dylan. No es un concierto, sino una profanación personal descarada y brillante. Las sesiones de este ya bautizado como Dylan residente (que compagina su doble identidad con su propia banda, The Boogie Brothers) oscilan entre el mimetismo total y la tensión ante el desgarro de una voz deliciosamente rota, algo más que la del viejo Zimmerman, y que ya en las primeras notas evoca los mejores nombres del folk americano. Un absoluto deleite.

Todos los lunes en La Tertulia (Calle Pintor López Mezquita, 3). Entrada libre, + 2€ en la primera consumición.

Qué se te pasa por la cabeza?