ellenguaje

Su segundo trabajo, El lenguaje, apenas cuenta con un mes de vida y con él han conquistado, una vez más, a sus seguidores y han conseguido captar la atención de aquellos que no les conocían. Este trabajo les ha hecho ganar una gran experiencia que les ha ayudado a definirse como lo que son, a identificarse al cien por cien con su marca: Telephants.

Hablamos con parte del grupo, Miguel, Adrián y Fero, sobre los cambios por los que han pasado respecto a su anterior trabajo y sobre todo lo que han experimentado hasta crear este segundo álbum.

Para este segundo trabajo, habéis cambiado de estudio y os habéis quedado en El Fargue, en El Refugio Antiaéreo. ¿Por qué esta decisión?

Migue: Realmente estábamos muy contentos con el estudio de Paul [Grau], sin embargo, esta vez buscábamos una producción diferente a la que tuvimos con el disco anterior, por eso contactamos con Jaime [Beltrán], que nos ofreció grabar en El Fargue, así que nos venía mejor. También estaba más cerquita, así que decidimos cambiar y probar otra cosa, simplemente. En un futuro es muy probable que volvamos a grabar en el estudio de Paul, porque tiene un estudio muy bueno.

¿Cómo ha sido grabar con Jaime Beltrán? ¿En qué se ha diferenciado el proceso respecto a la vez anterior?

Migue: Bueno, quizás Fero puede responder mejor.

Fero: Sí, es otra manera de grabar pero, en lo que a la batería se refiere, había mucha menos presión y más libertad.

Adrián: Sobre todo creo que también es la frescura que pueda aportar alguien joven como Jaime. Paul tiene su experiencia, que eso también es bueno por un lado, pero Jaime tiene unos conocimientos musicales un poco más actuales y puede aportar nuevas ideas.

Migue: Barajamos incluso la idea de ir con Jaime a casa de Paul, pero no nos cuadraba ni logísticamente ni económicamente.

Queríamos reflejar que él ha estado ahí

Además, la masterización se ha hecho en Producciones Peligrosas, de la mano de Pablo Sánchez, todo en los mejores lugares de Granada, ¿no?

Migue: Justamente, es diferente. La otra vez lo masterizó Paul y queríamos probar otras cosas, siempre hay que probar cosas nuevas. Jaime nos recomendó que lo mezclara Pablo Sánchez, que ha hecho buenísimos trabajos, escuché algunos y nos gustaron, así que los dejamos en sus manos.

Fero: La verdad es que estábamos, más o menos, sin saber qué camino íbamos a llevar, porque si hubiésemos grabado con Paul hubiésemos sabido a lo que íbamos, aquí era todo nuevo y hemos quedado bastante contentos con el resultado.

¿Y qué me decís del proceso de composición del álbum? ¿Habéis sacado todo nuevo o teníais ya algo preparado desde que os lanzasteis con vuestro primer trabajo? ¿Se ha quedado algo sin grabar?

Migue: Es todo nuevo. Realmente, en el anterior EP aún no llevábamos mucho tiempo juntos, o sea que nos dio tiempo a hacer cuatro canciones y poco más. Después desde ese EP hasta este último trabajo, sí que hemos tenido más tiempo, entonces, prácticamente se puede considerar todo reciente. Aunque ya había temas que teníamos y que fuimos probando en los conciertos, durante el proceso de composición. Algunos temas igual tienen año y medio y, otros, dos meses.

Adrián: Más que rescatar de otro álbum, ha habido temas que ya teníamos compuestos y se han quedado fuera porque considerábamos que no encajaban con este trabajo. Así que, a lo mejor, esos sí que los rescatamos para otro futuro trabajo.

Jaime además se ha animado a tocar en El lenguaje, si no me equivoco…

Fero: Sí, fue espontáneo.

Adrián: Pensó, en el momento, que al tema le pegaba una guitarra así, lo grabó y nos gustó mucho.

Migue: También aportó otras ideas, pero esto está expresamente escrito porque él la ejecutó. Es algo simbólico en cuanto a que ha participado en el trabajo, no solamente en la grabación. Queríamos reflejar que él ha estado ahí.

tenemos otra visión, vamos con las ideas más claras

Entonces, no han sufrido tantos cambios los temas de este disco desde el momento de la composición a la grabación, ¿no?, porque en el anterior trabajo sí que los hubo, si no recuerdo mal.

Adrián: No, yo diría que el 99% está igual que lo que teníamos nosotros previamente.

Migue: Sí, también es fruto de la experiencia. En el anterior éramos mucho más jóvenes, no llevábamos tanto tiempo tocando y no sabíamos muchas cosas. Ahora tenemos otra visión, vamos con las ideas más claras. Es un proceso natural.

También habéis cambiado de diseñadora para la portada del disco, ¿cómo disteis con Lau Torres?

Fero: Vinieron unos argentinos, el grupo Fonez, contactó conmigo uno de ellos, que tienen también un sello que se llama Lo-Fi Records y nos gustaron los carteles que tenían en el sello. Tuvimos una (larga) conversación con ellos y, la verdad, es que del primer boceto que nos envió, salió al final la portada, los demás los fuimos descartando.

Migue: Era precisamente eso, otro concepto, otra historia, queríamos cambiar y probar algo nuevo. Teníamos una idea bastante clara de cómo queríamos que fuera la portada, pero no sabíamos muy bien el personaje que debía aparecer. El primer boceto que nos mandó Lau fue de este personaje y lo tuvimos claro: era ese personaje en ese escenario.

Adrián: Sí, ella hizo la parte más técnica a la hora de ejecutar esa portada.

Migue: Estamos muy contentos con su trabajo, ahora está elaborando el resto del artwork.

Entonces, por lo que veo, se ha tratado de un disco de cambio, de probar nuevas cosas, ¿no?

Migue: Sí, claro, hay que cambiar siempre, sobre todo si quieres hacer cosas diferentes, tienes que intentar con cosas nuevas, no te vale hacer siempre lo mismo. Es el segundo disco que grabamos, no podemos tener ya “nuestro estudio”. Queríamos probar otras alternativas, al igual que otros diseños. Han pasado dos años y medio desde el último trabajo, por lo que han cambiado muchas cosas y todo eso se refleja tanto en las propias canciones, como en las portadas, en donde vas a grabar o en la guitarra que eliges.

Telephants

Hace unos años hablábamos de cómo estábais intentando definiros más con vuestro primer disco, ¿habéis conseguido ya lograr vuestra marca?

Migue: Yo creo que sí, la verdad. Por ejemplo, cuando estoy haciendo canciones, sé lo que es Telephants y lo que no lo es. Eso es porque el concepto lo tenemos bastante claro. Cuando algo funciona, todos lo sabemos, cuando no funciona, en seguida lo descartamos porque sabemos muy bien lo que queremos hacer y lo que nos gusta. Dentro de eso, nos movemos en extremos probablemente, pero sí que tenemos un sello bastante marcado, la verdad.

Adrián: Yo el otro día hice una especie de experimento social. Mi madre, que no tiene tanta cultura musical, hizo en su momento una primera escucha del disco, pero no se acordaba de las canciones. Yo estaba escuchando Pink Floyd y le pregunté si le gustaba ese tema “nuestro”, un poco presuntuoso, pero bueno, se me quedó mirando y rápidamente me contestó que eso no sonaba a nosotros, así que yo creo que sí tenemos nuestra marca.

Migue: Tampoco intentamos hacer todos nuestros temas como un molde y, de hecho, se ve claramente en El lenguaje, que son bastante diferentes unos de otros. Pero, ya te digo, yo soy el primero que hace la criba de “qué suena a Telephants y qué no” y yo creo que suena a Telephants todo.  

¿Estáis los cinco en la misma línea a la hora de grabar? ¿Os entendéis bien entre vosotros?

Migue: Cada uno lo vive a su manera, pero sí.

Fero: A ver, somos cinco músicos y cada uno con su trabajo, cada uno de su padre y de su madre, por lo que siempre hay un pequeño tira y afloja, es el pequeño día a día.

Adrián: Sí, claro, pero no somos tajantes, somos muy flexibles y confiamos en el criterio de los demás.  

Migue: Cada uno lo vive a su manera, hay unos que son más intensos, otros más relajados, alguno está en el estudio súper tranquilo mientras que otro se pone muy tenso, porque cada uno es diferente, pero nos entendemos muy bien y nos queremos muchísimo.

Respecto a la acogida que está teniendo, ya habéis tenido la oportunidad de presentarlo en Planta Baja, ¿cómo pensáis que fue la recepción?

Migue: Sí, tuvimos el bolo con Melange y, la verdad, nos sorprendió que hubiera tanta gente casi viéndonos como en el grupo principal. Además, era gente que nunca habíamos visto, que no conocíamos. Eso me hizo pensar que algo estábamos haciendo bien, que la gente se había interesado por venir, por lo que muy contentos, la verdad.

Telephants solo le gusta a la gente a la que le gusta Telephants

Y la reacción que veis por las redes, ¿cómo es?

Migue: Bueno, tampoco somos expertos en social media management, pero sí que vemos que, por lo general, está teniendo mayor acogida que el anterior, porque también tenemos un bagaje y la gente nos conoce un poco más. Pero, dentro de eso, nos lo tomamos con calma, porque lo que nos gusta, más que nada, es hacer conciertos y que nos conozcan por ahí, no por hacer spam.

Fero: Yo creo que nuestra música tiene un público específico, no está abierta a todos los públicos, y por lo general es un poco más adulto.

Migue: Sí, por eso tampoco pretendemos encajar con calzador ni hacer spam y que se vaya difundiendo. Telephants solo le gusta a la gente a la que le gusta Telephants, no creo que, si tuviéramos una agencia de booking, las cosas nos irían mejor, sería prácticamente igual.

Respecto a fechas, ¿nos podéis adelantar algo?

Migue: Estamos trabajando una fecha en Málaga y otra en Granada, todo lo que podamos hacer y que esté en nuestra mano porque, como te ha dicho Fero, todos estamos trabajando y de Telephants nos encargamos nosotros, por lo que tenemos que coordinarnos bien.

¡Muchas gracias, chicos! ¡Estamos deseando ver El lenguaje en directo!

 

Por Ana López

Qué se te pasa por la cabeza?