CRÓNICA DE UNA NOCHE MEMORABLE: FIESTA DE PRESENTACIÓN DE FUZZY CHAIN: LOS NASTYS + LOS WALLAS

El pasado sábado 7 de febrero tuvimos la oportunidad de asistir a un evento que dejaría a más de uno con la boca abierta: la promotora Fuzzy Chain se presentaba ofreciéndonos en concierto a Los Nastys y Los Wallas, dos bandas muy salvajes y descaradas que hicieron que la sala disfrutara como nunca.

No obstante, quien fue el encargado de abrir la noche no fueron ninguno de estos dos grupos, sino DJ Rotavator, quien supo amenizar la espera para el comienzo del primer concierto y la espera entre cambios de grupo con ritmos que se movían entre el garage rock más puro y el punk ramoniano.

Los Wallas, quienes no pisaban nuestra ciudad desde 2012, comenzaron a eso de las 21:45 h a caldear el ambiente con un repertorio que incluían temas de todos sus trabajos, varias versiones y con mucho sentido del humor. Mucho sonido sesentero, rock and roll , garage y surf mezclado con la chicha, un tipo de cumbia muy bailable y tropical, representados en canciones como Otro Color, uno de sus últimos temas, La Playa, Tiburón o Demasiada Presión, una versión de la canción Pushin’ Too Hard de The Seeds. De esta forma, todos acabamos bailando un pogo que no cesaría hasta el final de la noche, ya que los que quedaban por llegar no iban a ser menos.

Subían entonces Los Nastys al escenario, cuatro gamberros que iban a sorprender a un público expectante por ver su debut en nuestra ciudad. Llegaron pisando fuerte con sus letras descaradas y sus guitarreos sucios muy underground, golpeando cada vez más a un público involucrado en un pogo que aumentaba cada vez más su número de participantes. Así, el grupo hizo un repaso de todos sus trabajos, pudiendo disfrutar de temas como Holograma, Me Lo Encontré Así, He Visto a Dios, Madrid es un Cementerio o Fumar, Beber y Romper.

No faltó la colaboración de Juan Wallas para cantar un tema mítico del punk rock español, “Me Gusta Ser una Zorra“, de Vulpes, ni tampoco faltó a un Fran Basilio, guitarrista de la banda, dislocado, tirándose al público con su guitarra o robándole un beso a una asistente al concierto con mucha frescura y desvergüenza. De esta manera y sobre la medianoche, el concierto llegaba a su fin con un tema que llevó a la locura a todo el público, Jägermeister, para ponerle el broche final a la noche.

En definitiva, no pudo haber mejor manera de presentar una nueva promotora que estamos seguros de que va a dar mucho, mucho que hablar. ¡Le deseamos muchísima suerte a Fuzzy Chain!

Texto de Celia Valero. Fotografías de Mar Brescia Zapata

Qué se te pasa por la cabeza?