Tras haber presentado el álbum en la Sala Plantabaja y en el festival Granada Sound, ofreciendo dos conciertos dignos de recordar, Zahara estará el próximo sábado 16 de abril en la Sala Industrial Copera (puedes hacerte con tu entrada aquí), y con su vuelta por Granada, como mejor excusa, hablamos con la ubetense de su último trabajo, del pasado, el futuro y del papel de la mujer en el mundo de la música, convirtiéndose así en una nueva voz en nuestra nueva sección de entrevista “Mujeres en la Música”.

 “Vivimos en una sociedad machista de la que cuesta salirse, porque hasta las mismas personas que nos consideramos feministas repetimos patrones aprendidos socialmente”

Ya han pasado unos meses desde la publicación de tu último trabajo, Santa (2015), que propone un cambio de sonido notable en el que abundan los sintetizadores, los arreglos de viento y los coros. Tras haberlo presentado por toda España y gran parte de los festivales del país, ¿cómo ha sido la acogida? ¿Ha conquistado a tus seguidores de siempre?

Para siempre, nunca se sabe, pero sí es cierto que el recibimiento ha sido bestial. Tanto en los conciertos de este año como el número tres en la lista de ventas de discos la semana del lanzamiento me he dado cuenta de cuánto cariño tengo por parte de mis seguidores y de cómo han crecido en los últimos años.

El disco lo publicaste en tu propio sello discográfico, “G.O.Z.Z. Records”. ¿Merece la pena el precio que hay que pagar para alcanzar la libertad?

Con los años he aprendido a definir lo que quiero y a expresarlo y el no tener a nadie cohibiendo eso ha sido fundamental para poder hacer un trabajo tan completo y cuidado.

Si tienes las ideas claras y un grupo de seguidores con el que contar merece totalmente la pena no depender de nadie para llevar a cabo lo que quieres.

Sergio Sastre te ha flanqueado durante gran parte de tu carrera. ¿Cuánto hay de él en tu obra?

Mucho.  No sólo por las historias que inspiró en su momento o las canciones que hemos compuesto juntos (General Sherman y como Sam Bell volvió de la Luna, El deshielo, o Crash) sino por cómo es capaz de transformar las ideas que tengo en mi cabeza en sonidos. Es de las pocas personas que realmente me entiende y sabe lo que quiero -artísticamente- y en el proceso de este disco ha sido fundamental.

“Granada es una ciudad en la que me planteo volver a vivir dentro de unos años”

Vuelves a Granada, una ciudad muy importante para ti y en la que ya presentaste el disco en Planta Baja al poco de publicarlo y más recientemente en el festival Granada Sound. ¿Qué nos encontraremos esta vez? ¿Qué músicos te acompañarán?

Viví 6 años en Granada y me quedé enamorada de ella. De hecho es una ciudad en la que me planteo volver a vivir dentro de unos años. Allí toqué con la gira El Deshielo que fue un poquito antes de sacar el disco y este verano pasado en el Granada Sound como dices.

Esta vez vuelvo con una banda diferente a las de aquellas dos veces. “Mucho” ya no pueden tocar conmigo (puesto que están presentando el discazo que han sacado) y he reunido a un nuevo equipo que ha entendido mis canciones y mi puesta en escena y es maravilloso. Son Manuel Cabezalí a la guitarra, Edu Martínez al teclado, Chapo González al bajo y continúa Ramiro Nieto en la batería.

Dentro de tu carrera polifacética, tuviste una incursión en la gran pantalla con “La Pareja Tóxica”. ¿Piensas editarla en algún tipo de formato en el futuro? ¿Y repetir delante de las cámaras?

Es una pregunta que me hacen muchos fans, pero la verdad, no tengo muy claro qué va a pasar.

Me gustaría compartirla algún día, pero llegados a este punto, puede que espere lo suficiente para que se convierta en un verdadero hito.

Fue un proyecto maravilloso junto a Nysufilms (que por cierto fueron quienes diseñaron el arte de Santa y quienes rodaron el videoclip “Crash”) que tenía que ver con La Pareja Tóxica, no sé si sacarlo ahora tiene mucho sentido, pero seguro que en algún momento sí. Entonces lo compartiré con el mundo.

“Me interesa la moda desde un punto de vista de la creación y la investigación, no para ir a la última.”

A lo largo de los años hemos podido ver a Zahara vistiendo y promocionando colecciones del diseñador ubetense Moisés Nieto, así como sesiones fotográficas de la mano de Indestructible Factory o de la joven Marina Kaysen. En otras palabras, has ido más allá de la música y has fusionado tu trabajo con otras artes, ¿Cómo ha llegado esta fusión? ¿De qué forma ha influido en tu carrera musical?

Creo que ha sido de una manera natural. Tanto Moisés Nieto, como Marina Kaysen o Noemí Elías Bascuñana (una de mis fotógrafas habituales afincada en Barcelona) han sido primero amigos míos y después hemos desarrollado actividades artísticas juntos.

Me interesa la moda desde un punto de vista de la creación y la investigación, no para ir a la última. Al igual que las fotos, me gusta que expresen algo y tanto Marina como Noemí saben captar siempre algo bonito y bueno en mí.

Creo que la música es más que solo música. Una vez te subes al escenario hay luces, movimiento… Todo influye. Me gusta cuidar la puesta en escena y el haberme rodeado de personas talentosas ha hecho que haya desarrollado un gusto por lo bello que sin ellas no habría sido posible.

Copyright-Gozz-Records.-Autor-Marina-Kaysen (640x427)

Tras La Pareja Tóxica y Santa pasaron cuatro años. ¿Hay ya planes de futuro, o tocar esperar un poco?

Espero no dejar pasar tanto tiempo esta vez. Con La Pareja Tóxica estuve girando durante 3 años y no encontraba tiempo para centrarme y componer.

Este año me lo he tomado con más calma en ese sentido y ya estoy empezando a escribir y pensar en el siguiente disco, por lo que espero que esté antes de cuatro años. Antes de tres. Ojalá en dos.

“Todavía nos queda mucho por hacer para quitarnos ciertos complejos a la hora de trabajar en la música.”

La presencia femenina en el mundo de la música aún sigue siendo algo bastante minoritario. Si se coge el cartel de cualquier festival, la inmensa mayoría de las bandas están formadas por hombres. Como parte de esa minoría que va luchando contracorriente ¿has sufrido alguna vez algún tipo de discriminación por ser mujer y hacer música?

Eso que dices es totalmente cierto. Pero va más allá. Puedo entender que elijas tu cabeza de cartel en función de la popularidad, el problema es que no hay muchas mujeres para elegir, en general, de ahí que no haya cabezas de cartel con bandas encabezadas por mujeres.

Pero la cosa no queda ahí. En ese mismo festival la presencia de mujeres trabajando detrás es mínima. Camareras y poco más. Todavía nos queda mucho por hacer para quitarnos ciertos complejos a la hora de trabajar en la música.

Tuve una época muy jodida en la que para que se me tomara en serio tuve que empezar a cantar un poco peor y hacer cosas diferentes con la voz. Por ser mujer se me presuponía que cantaría bien pero no que tendría un mensaje interesante. Cuando empecé a hacer cosas diferentes (que afeaban y modificaban la voz) fue cuando llamé la atención de ciertos sectores.

A día de hoy cuesta estar en una sala, restaurante u hotel y que el encargado asuma que tú eres la jefa del equipo de gente.

Dentro de la industria musical, y más aún dentro de lo que solemos denominar “indie”, reina el silencio y la falta de reivindicación, y solo en los últimos años algunos grupos han tomado posición con sus letras lanzando ciertas proclamas. ¿Va siendo hora de que las mujeres gritéis “¡Hey, estamos aquí!?

Creo que pasa en todos los sectores. Hace unos días compartía en facebook un artículo de Barbijaputa sobre el feminismo, en el que explica muy bien qué es, de una manera elegante y clara y me encontré comentarios horribles que sin leerlo hablaban mal de ella, que decían barbaridades o que decían que no hacía falta ser feminista porque ya estamos bien. En esos momentos piensas, joder, sí que estamos bien, sí. Bien jodidas.

Muchas veces el solo hablar de ello ya genera mala fama. De ahí la prueba de lo necesario que es que sigamos peleando. Creo que, como dices, deberíamos utilizar más nuestras canciones para eso. Se debe hablar de lo que pasa en nuestra época. Es importante que lo hagamos.

Yo clamo a la libertad sexual en “Inmaculada Decepción” y creo que lo hago de una manera que daría pie a muchas preguntas sobre ello en entrevistas, pero pocas veces pasa.

La música ya atraviesa tiempos difíciles debido, entre otros motivos, a la falta de apoyo institucional. Las mujeres de entrada lo tenéis más complicado, aún si cabe. ¿Cómo crees que se podría resolver esta situación de desigualdad?

El primer problema lo tenemos nosotras. Vivimos con lo que se conoce como techo de cristal que impide muchas veces que seamos capaces de dar el paso.

Me río de aquellos que dicen, “si no lo hacen es porque no quieren”. Bueno, si no se hace es porque durante muchos años era impensable que una mujer tomara una decisión sin consultarlo con su marido. A día de hoy nuestros hijos llevan primero el apellido de nuestro padre, así que no estamos tan avanzados como nos quieren hacer creer. Vivimos en una sociedad machista de la que cuesta salirse, porque hasta las mismas personas que nos consideramos feministas repetimos patrones aprendidos socialmente que chocan con nuestros principios y cuesta, algunas veces, darse cuenta. Pero hay que hacer ese ejercicio y reflexionar cuando nos encontremos ante una situación que nos chirría.

Copyright-GOZZRecords-_-Autor-Marina-Keysen-1- (640x426)

Agradecemos a la oficina de ZaharaPinkHouse Management, por las facilidades y por supuesto a Zahara Gordillo por su tiempo y sinceridad ante nuestras preguntas.

Y como aquí lo que nos acaba uniendo es la música… ¡os recordamos que Zahara estará el SÁBADO 16 de ABRIL en la Sala Industrial Copera!

 

Entrevista por Juan C Salar
Ilustración de Mar B Zapata

Qué se te pasa por la cabeza?