Viernes, 21 de abril. Teatro CajaGranada.

No podemos decir que León Benavente hayan inventado nada nuevo, pero que han sabido renovar la música en directo en España es algo indiscutible. Otra cosa verdadera es que a ninguno de los que asistieron el pasado sábado al concierto en el teatro CajaGranada le sorprendió un setlist más que estudiado y con el que la banda se siente a gusto encima del escenario. Una lista de canciones con la que se lucen concierto tras concierto sin importar las veces que hayan parado en Granada a lo largo de sus giras.

Las primeras notas de sintetizador de Tipo D dieron comienzo a la fiesta que acabaría, como dicta la tradición, con Ser Brigada, himno indiscutible de la banda. Hay algo bonito en seguir a una banda desde sus comienzos. Algo bonito en verlos crecer y sacar discos llenos de «hits» que les lleva a una merecida e indiscutible fama que va creciendo y parece no conocer límites. Ver que sus conciertos siguen siendo igual de demoledores, que los fans siguen coreando todas y cada una de las letras, sin importar que sea el primer single o las canciones del último EP como es el caso de Maestros antiguos y Se mueve.

            Abraham Boba, haciendo las veces de jefe de ceremonia, aprovecha cada subidón para incitar al público a no venirse abajo, a seguir bailando y coreando. Entre habitaciones míticas de un hotel en México, tercios de Estrella Galicia (como merecía la ocasión) y menciones directas y no tan directas a otros artistas se movían también las guitarras precisas de Luis Rodríguez, las líneas claras e indispensables de bajo de Edu Baos y las baterías explosivas de César Verdú. Todo un lujo de banda aderezada con los teclados de Boba que tampoco olvidó bajarse entre el público para hacerlos aún más partícipes del fenómeno que se estaba viviendo en el sótano del teatro.

El concierto terminaba con las barreras entre artista y público derribadas y con la certeza de que esto no puede irse a la mierda, de que el sol quizás no salga nunca y que es posible la fiesta dure para siempre. Porque con León Benavente siempre estamos todos dispuestos a repetir, a darlo todo una vez más, ya sea siendo batallón o brigada.

Por Mar B Zapata

Qué se te pasa por la cabeza?