IMG_0816 copia

L.A. + S.U.E. Viernes 6 de mayo. Sala Prince

2011 fue la fecha en la que el grupo mallorquín L.A. se presentó por primera vez en Granada, en la Sala Plantabaja, con su primer álbum como banda, Heavenly Hell. Han pasado por varios festivales de la ciudad y ha venido Luis Albert en acústico, pero desde entonces no hemos podido volver a verlos, al completo y con un buen repertorio, en una sala. Hasta el pasado viernes, claro, en el que la banda volvía, esta vez con cambios en su formación desde aquel primer concierto, para traernos a la Sala Prince la puesta en largo de su último trabajo, From the city to the ocean side.

Se trataba de otro de los directos que han pasado por los diferentes cambios de fecha por parte de la sala, unas veces por temas administrativos, o la última vez por coincidir en la ciudad con el concierto de Supersubmarina. De lo que no estamos tan seguros es de si esta última fecha elegida fue la más acertada pues, en vez de coincidir con un grupo, lo hacía con el famoso festival de Murcia al que, bien es sabido, se desplazan miles de granadinos todos los años (además de con otra banda más que apreciada de la ciudad, Toulouse). Aún así, y a pesar de la intensa lluvia que caía fuera, se pudo ver una gran asistencia que hizo que el grupo se sintiera muy bien acogido en todo momento.

IMG_0192

Como es habitual en la Prince, la noche la abría el grupo telonero, que en este caso eran los granadinos S.U.E., eso sí, en formato reducido y acústico. Paco Solana estaba por lo tanto acompañado de Jesús García a la guitarra para llevar a la vida algunos temas de sus dos álbumes Ordenando el cenicero y Una visita guiada a mis bajos fondos, además de introducirnos otros del nuevo disco Actores de reparto, que presentarán el 28 de mayo. Les recibieron bastante bien, más de uno incluso con sorpresa, hasta que llegó ese momento en el que la espera se hacía demasiado larga para algunos.

Una hora más tarde del comienzo de los anteriores, ya cerca de la medianoche, L.A. salía a un escenario marcado por las luces oscuras y el humo, en el que al principio apenas se apreciaba al líder de la banda, que interpretaba Oh, why? a la par que el resto de los miembros del grupo se dejaban ver: Ángel Cubero y Dimas Frías en la parte posterior y Pep Mulet y Luis Alberto Segura en la delantera. El público, al otro lado de la escena, volcado desde un principio.IMG_0632

Habían venido a presentar su nuevo disco y por eso sonaba Secrets undone, tras la cual soltaban un “¡a la tercera va la vencida!” que se sentía poderoso con Under radar o Dualize, de su anterior álbum, que se escuchaban fuerte por toda la sala.

Y con un cambio de luces, venía un cambio de ritmo, el de Mirrorball, uno de los temas que adelantan el estilo más predominante en el siguiente trabajo de la banda, como es el de Higher place, acompañada por muchos en el estribillo.

No cabe duda de que L.A. es un grupo que gusta mucho, que se ha ido ganando merecidamente un público fiel que acude siempre a las citas allá donde vaya y que, además, consigue emocionar a una sala entera que canta descosida sus temas, como ocurre siempre con After All. Y si, además, tenemos en cuenta el casi perfecto sonido que caracteriza siempre la sala, nos sale redondo.

IMG_0429Una razón más por la que gustan tanto es por sus versiones en acústico, por lo que también nos obsequiaron unos minutos de intimidad con la voz del grupo. Luis, acompañado de su guitarra acústica, nos deleitó con una de esas canciones con las que hizo que muchos cayéramos rendidos ante él hace años, Close to you. Una delicia…a pesar del constante murmullo que se oía por toda la sala, algo que hizo enfadar al cantante, quien no pudo evitar llamar la atención a todos esos a los que no les interesaba mantener el mínimo respeto tanto a él como a los que habían ido, de verdad, a escuchar su música. Aplausos para él, alguien lo tenía que decir.

Otra de las favoritas, Elizabeth, despertaba aplausos en mitad de su interpretación, al igual que ocurrió con el regalo que nos hizo con su propia versión de Let it ride de Ryan Adams. Apasionante.

Los tres compañeros volvían al escenario y cambiaban completamente la secuencia, pasándose a un lado más electrónico que nos traía Living by the ocean, perfecta para bailar. De nuevo con una diferente ambientación, esta vez más sombría, venía In gold.

Por si la conquista no estaba ya cerca, Luis quiso demostrar sus destrezas como batería, como ya fue de los anteriores grupos en los que participó (The Nash, Los Valendas o The Green Cherries), llevando el ritmo de Love comes around, mientras Dimas lo hacía a la guitarra.Vaya par de grandes. Aunque, si hablamos de un grande, no nos podemos dejar atrás a Cubero, que se entregaba a más no poder con Outsider, de tal manera que parecía que una fuerza tiraba de su bajo hasta el cielo.

IMG_0742

Horas antes del evento, Segura había subido una foto a las redes indicando que no se encontraba en perfectas condiciones de salud, pero eso no resultó ser impedimento alguno para que alzara la voz como solamente él sabe con In the meadow o Perfect combination, creando un momento de efervescencia entre los asistentes.

Con un comienzo de más calma, Hands de repente explotaba en grandiosas notas de rock que volaban por la sala, mientras todos los del grupo se reunían alrededor de la batería para compartir ese momento tan especial. Gran parte de la culpa de que todo estuviera sonando tan potente la tuvo Pep, a quien se le conoce ya como ser uno de los más alborotadores de los cuatro.

Era el momento del bis, del pequeño descanso de este magnífico concierto que nos estaban ofreciendo por fin estos mallorquines tan queridos por Granada. El cabeza de la formación salía con un pequeño cambio de look, mientras que los demás se le iban uniendo a las notas de So dramatic, hasta que llegaron al momento final de la actuación con Rebel, un tema que revolucionó la sala en la que retumbaban las palmas de un público que demostraba el nivel tan alto al que había llegado L.A.

Por Ana López

Fotos de Antonio J. Villalba

Qué se te pasa por la cabeza?