Domingo 23 de junio. 22h. Museo Cuevas del Sacromonte. Entradas 5€ con consumición

¿Quieres vivir una noche de San Juan diferente? ¿Habías pensado alguna vez que podrías acabar en el Museo Cuevas del Sacromonte un 23 de junio? Pues ahora, HOY, es posible.

Bajo el lema “Música, danza, fuego y agua para una noche mágica” el Museo Cuevas del Sacromonte abre esta noche sus puertas para recibir la noche más mágica del año.

A las 22.30 comienza la danza oriental y el fuego de mano del Trío Anlage para ir “caldeando” el ambiente y a las 23h… ¡LOS PORTAZOS! Y es que los bandoleros sónicos del monte no podían faltar a una cita tan cósmica en el Sacromonte. A las 24h es el turno de los conjuros. Fuego y agua contra la adversidad por Javier Tarraga para continuar después con más música.

Los Portazos.

Siete bandoleros sónicos bajan del monte, del Sacromonte, dispuestos a despojar al rock and roll de algunas de sus joyas más preciadas para incrustarlas en un disco tan bonico como La cara la virgen (2013), que ofrece una nueva lectura de la idiosincrasia granadina a través de doce canciones, en las que Los Portazos elaboran un imaginario propio y parodian algunos de los momentos más emblemáticos de la historia reciente del rock (no solo) granadino intoxicándolos con una extraña mezcla de solvencia instrumental, absoluta irreverencia, no poca sal gorda y una buena pandilla de cómplices que, resistiéndose a ser meros objetivos de las burlescas imitaciones de Los Portazos, se unen a ellos para perpetrar juntos el mayor asalto a la reserva musical granadina que se recuerda.

Así, en La cara la virgen, miembros de, entre otros, Lagartija Nick, Los Evangelistas, Lori Meyers o Grupo de Expertos Solynieve participan activamente en la profanación de sus canciones a cargo de Los Portazos, que las retuercen a su antojo en un ejercicio que, más allá de juguetear con la producción ajena y usar y abusar deliberadamente del tópico granadino, expone un discurso crítico con el convencionalismo y la autocomplacencia desde el ombligo mismo de una escena de la que forman parte y a la que reivindican como les viene en gana. Mucho más que una broma. Un  disco de rock “inspirado en hechos reales“, tintado de pop, de surf y punk, que divierte y que irrita, que tiene poco que envidiar y mucho que enseñar y que le saca la lengua al dogma.

Si los conoces, ya sabes a lo que vas, y si no, te aseguramos que asistirás a un concierto irrepetible de buena música y mejor rollo, en una noche mágica en un lugar con encanto. Además queda claro que la cultura también se puede vivir al fresquito ¡y de manera muy económica! Las entradas solo cuestan 5€ e incluyen cerveza, sangría o refresco ¿Qué más puedes pedir?

Qué se te pasa por la cabeza?