mm
Mes de agosto en Granada y no hay mucho que hacer
, canta lánguidamente Jota con Grupo de Expertos Solynieve en Ola de calor. Y es que con las calles casi vacías y el termómetro acariciando siempre los 40º poco podríamos reprocharle al cantante de Los Planetas. Por suerte este año la tienda de discos Borabora nos va a adelantar el mes de septiembre sacándonos del hastío veraniego reabriendo la sala Plantabaja antes de fecha con un buen motivo: un concierto de El mató a un Policía Motorizado. La cita es este viernes y nosotros no queríamos perder la ocasión de charlar con Santiago Motorizado sobre el nuevo disco y sobre nuestra ciudad, a la que guarda un cariño especial.

En este último disco ha habido un cierto cambio de sonido: las guitarras tienden a lo cristalino y las canciones abundan con un desarrollo mucho más trabajado, dejando un poco los disparos directos de canciones más antiguas. ¿Ha sido premeditado o una evolución natural?

Las dos cosas. Había un disparador que tenía que ver con el cambio, con tratar de abordar  ciertas cosas que veníamos acumulando, teníamos ganas de tratar con ciertos sonidos y ciertos lenguajes que veníamos postergando a los discos. Después, todo ese proceso se dio de forma muy natural, fue muy placentero y divertido trabajar a ese nivel, ya que el concepto del disco tiene que ver con eso, con un trabajo más profundo en los detalles y en las capas instrumentales. La producción por lo tanto giró en torno a eso.

En cuanto a las letras, estas también son más extendidas, aunque se siguen pudiendo encuadrar con facilidad dentro del imaginario de El Mató, con ese deje melancólico que las caracteriza. ¿Cómo ha sido el proceso de escribir las letras de este trabajo?

Bueno, el tema de las letras es el menos planeado, el más anárquico en el sentido de que van apareciendo las palabras, las frases, las ideas y las voy transformando en letras de canción. Pero la verdad es que no se bien de donde salen y no están tan bien pensadas como es el caso de la música que si tiene una estructura que vamos guiando entre todos, hay como una idea y un objetivo. En este disco puntual muchas las terminé de escribir en le estudio, en EEUU, algo que nunca me habia pasado, me quede un poco retrasado y estaba nervioso porque me gusta tenerlo todo controlado. Igualmente en ese vértigo del último momento aparecieron cosas y salió todo bien.

 

Este álbum lo han grabado en  Sonic Ranch (Texas), donde han grabado Beach House, entre otras bandas de prestigio. ¿Era la primera vez que grababan fuera de su país?

Sí, era la primera vez, y la primera vez que grabábamos en un estudio así. Los últimos discos los grabamos en Ion que es una sala mítica de Buenos Aires que está muy buena, es muy cómoda y tiene unas técnicas muy buenas, pero la verdad es que Sonic Ranch está a otro nivel. La verdad es que fue una experiencia que estuvo buenísima, la parte técnicas, toda la instrumentación que había disponible, que le dio un color final al disco y valió la pena.

Entonces, ¿cree que ha influido mucho el estudio en la grabación del álbum?

Sí, totalmente, es un estudio que lo tenía todo bueno. Nosotros vivíamos ahí en el estudio, teníamos una casa al lado y más allá de la comodidad las calidades le dieron al disco ese sonido del que hablábamos al principio que era lo que estábamos buscando: el detalle y la fidelidad para que fuese lo más puro posible.

¿Dónde diría que está la barrera entre las canciones que compone para EMUPM y las que deja para su carrera en solitario?

Al principio, cuando empecé a hacer conciertos y canciones solo, el límite tenía que ver mas que nada con que eran canciones acústicas y se diferenciaban mucho del sonido potente y distorsionado de El mató. Después El mató se fue abriendo un poco y también podían entrar canciones más tranquilas con ese pulso, entonces a partir de ahí me di cuenta de que lo que diferenciaba a las canciones tenía que ver mas con la letra. Hay una intención diferente a nivel del formato, en solitario es más retro, estilo 50’s, un sonido de las primeras épocas. Las letras en sí tienen un humor muy personal, mucha ironía, un humor medio tonto en sentido cariñoso y juguetón. Eso es muy propio. Cuando escribo para El mató trato que las letras, aunque las escriba yo, nos representen a todos. Creo que estas son las diferencias.

Es curioso como buena parte de los artistas de la escena alternativa española, véase Los Planetas o Nacho Vegas, gozan de buena fama y prestigio en Latinoamérica y, sin embargo, ese flujo no parece darse en la dirección contraria, pues aquí, a pesar de internet y demás tecnologías, nos llegan con cuentagotas las bandas latinoamericanas. ¿A qué cree que se debe?

Bueno, es verdad, hay un montón de cosas buenas que están pasando en latinoamérica. De Argentina puedo hablar más concretamente, pero tuvimos la suerte de viajar por el continente y en todos los países hay una escena independiente fuerte con propuestas increíbles, con ideas y canciones geniales que valen la pena. Justo hablábamos el otro día con el teclista de los Planetas que en su grupo paralelo Los Pilotos está invitando a muchos artistas latinoamericanos a participar en su próximo disco. Él se quejaba de las cosas increíbles que hay en latinoamérica mientras que aquí los festivals gastan un montón de pasta en grupos ingleses aunque la escena allí esté muerta. Es algo que impera en todo el mundo. En los festivales hay una cuota de grupos anglosajones que ya venden de por si por el hecho de ser «anglo» y quitan espacio a otras propuestas que todavía no tienen ese peso. Estas bandas  tienen que hacer el doble de esfuerzo, aunque esto siempre ha sido así, hay que esforzarse un poco más y tratar de abrir un espacio nuevo. Lentamente están apareciendo nuevos espacios para los artistas latinoamericanos y las bandas que venimos acá debemos tratar de contar lo que está pasando allá para que todo eso se conozca.

Para nosotros era imposible soñar con ir de gira

Siendo EMUPM y viniendo a Granada es imposible no mencionar a Jota y a Los Planetas. Ya saben que aquí en España les ha hecho una gran promoción: aquí mucha gente os conoce gracias a sus entrevistas. ¿Qué relación mantienen con ellos? ¿Qué les parece el último trabajo de Los Planetas?

Me encantó el último disco, es espectacular. También me hice muy fan de Grupo de Expertos Solynieve y aunque no he podido escuchar el nuevo de Manu Ferrón aprovecharé estos días para hacerlo porque también soy muy fan de sus canciones. Este fin semana tocamos juntos en el VdeValarés en La Coruña y como siempre la pasamos bien, charlamos de música, nos pusimos al día de cómo estamos cada uno. Tenemos una relación muy amistosa, que para nosotros es muy importante. Sobretodo más allá de que sean artistas que admiramos nos caen muy bien como personas, así que estamos muy contentos de tener esta relación. Es un vínculo amistoso y artístico.

¿Tenían planeado venir a España a presentar La Síntesis O’Konor o fue algo que surgió de imprevisto?

Teníamos la idea porque estamos en esto juntos con Limbo Starr y La dinastía Scorpio. Siempre que sacamos algo nuevo está el plan de hacer la gira, así que sí. Para nosotros que somos una banda independiente y autogestionada en los primeros tiempos era imposible soñar con ir de gira pero ahora la cosa va mejor y estamos haciendo esta gira, así que no nos podemos quejar. Siempre van apareciendo bolos en último momento y nosotros estamos acá disfrutando pero siempre planeando el próximo viaje.


Ya hace unos años pasaron por Granada, en la misma sala Plantabaja donde van actuar, y en la ciudad se recuerda desde entonces como uno de los mejores directos y más intensos de los últimos años. ¿Qué recuerdo guardan ustedes?

Fue hermoso porque teníamos muchas ganas de tocar en Granada que es la ciudad de Los Planetas, básicamente, y ya nos habían hablado muy bien. Yo había estado de visita en la casa de Jota haciendo un diálogo para la Rockdelux. Estuve paseando con él, la ciudad me encantó y fuimos felices esa noche. Había tantos amigos reunidos que la noche siguió, fue eterna y acabó el mediodía siguiente *risas*. La recordamos con mucho cariño y esperamos que esta vez se repita. También me gustaría decir que estamos muy entusiasmados por compartir escenario con los Apartamentos Acapulco que me encantan y ahora podré cumplir ese sueño.

 

Juan C Salar

Mar B Zapata

Qué se te pasa por la cabeza?