IMG_6820

Este fin de semana ha tenido lugar una de las citas musicales más importantes de la capital, sino de la península, pues celebrábamos ya la trigésimo sexta edición del festival Zaidín Rock. Un festival gratuito que, pese a las dificultades que se encuentra la industria de la música en todo momento para continuar, ha conseguido mantenerse en pie, congregando así a unas 15000 personas por día.

En un evento de tres días completo por un cartel para todos los gustos, como nos tienen acostumbrados, el viernes tuvimos la oportunidad de ver en directo a ARCO, el antiguo compositor de El Puchero del Hortelano, con su álbum Uno, que lleva rodando por toda la geografía española desde hace medio año, por lo que aprovechamos el “fresquito” de la tarde y nos acercamos a charlar con él tras el ensayo de lo que fue un espectacular directo en el que revivió algún que otro tema de su anterior grupo y consiguió emocionar a todos los allí congregados.

El Zaidín Rock es, sin duda, uno de los festivales más míticos del país, pero últimamente ha estado pasando por algunas dificultades: instituciones, rumores de falta de pagos… ¿Qué te merece a ti este evento? ¿Piensas que durará muchos años más?

Me merece mucho respeto primero porque es un festival con ya 36 años, que no ha faltado nunca ninguna edición y detrás lleva un montón de gente desinteresada, porque es la asociación del Zaidín la que lo monta, lo que dice mucho de este barrio y esta gente. Yo espero que sí tenga una larga vida. Si bien es cierto que otros años atrás ha tenido mucha polémica, aunque eso pasa todos los años, quizás por el hecho de ser un festival gratuito, sin ánimo de lucro, parece que les atacan más muchas veces, pero creo que es un patrimonio grandísimo que tiene Granada y espero que siga teniendo vida en muchos años.

estamos empezando ya a mover canciones nuevas

Hasta el momento, los videoclips que has estrenado para Uno se han rodado tanto en las provincias de Málaga como de Granada. Para no perder el ritmo, el concierto del Zaidín Rock se va a grabar para constituir el cuarto vídeo del álbum. ¿Pretendes así que tus dos ciudades se vean más?

No lo pretendo, pero, si lo consigo, perfecto. Efectivamente, Un día perfecto, por ejemplo, está entre Granada y Málaga…es verdad, no me voy a poner a pensarlo, pero no salgo de ahí [risas]. Por mí, encantado de que así sea. Básicamente, es una cuestión de comodidad también. Son las ciudades donde vivo (en Málaga) y donde ensayo y tengo mi banda (en Granada), entonces a la hora de trabajar nos es mucho más cómodo quedarnos aquí, teniendo el lujo de localizaciones que hay, en verdad, porque en Granada es que puedes rodar en la playa, en la Sierra, en la ciudad, en el campo…¿para qué ir a otro lado cuando aquí tenemos las localizaciones perfectas?

La grabación del disco tampoco quisiste llevártela muy lejos, ¿no?

Pues no, lo hicimos en Granada porque con Carlos [Díaz] me llevo muy bien y me gusta como curra, así que tenía claro que lo quería hacer aquí. El siguiente no sé dónde lo haré, que estamos empezando ya a mover canciones nuevas, pero con éste fue muy bonito volver a hacerlo aquí en Granada.

En ésta, contaste con músicos como Zeke Olmo, Mario Rodríguez, JJ. Machuca, Jaime Beltrán o el propio Carlos, ¿de dónde te sacaste un tan buen equipo?

A Zeke lo conocía porque era batería de El Puchero y nos llevaba acompañando ya de músico un par de giras; Carlos, como te comentaba, también y, de hecho, fue él mismo el que me montó la banda, por así decirlo. Me dijo que pensaba que Mario y Jaime de Pájaro Jack me venían perfectos para el tipo de arreglos, la vestimenta que quería ponerle a las canciones, y fue genial, porque fue muy fácil trabajar con ellos, además de muy agradable.

¡Zeke es un peso pesado aquí en Granada!

IMG_7080

A Zeke, además, sería un gran error dejarlo atrás, ¿no es cierto?

Sí, ¡Zeke es un peso pesado aquí en Granada! Lo que no sé es cómo puede [risas]. Pero tiene él un montón de bandas y es un lujo, tanto él como el batería que viene cuando no está, que es Nano Díaz, que está hoy aquí con El Jose. Yo creo que cuento con los dos mejores baterías que hay ahora mismo en Granada, o al menos dos de los mejores.    

Además de a Zeke, te llevaste a Mario a acompañaros en algunos directos, pero ahora ha habido un cambio en los bajos, ¿a qué se debe?

Mario nos acompañó en la primera gira, pero después él también empezó con Sr. Chinarro y ya, por problemas de compatibilidades para buscar bolos, pues pasé a contar también con Patri García, el que me acompaña ahora.  

Hace unas semanas, desafortunadamente, sufriste la pérdida de un familiar. ¿Cómo sacaste fuerzas para seguir adelante con la gira?

Con la música, sinceramente. Ese fin de semana tenía concierto en el festival Medusa y, obviamente, lo suspendimos, pero la siguiente semana ya tenía otras dos fechas, en el Chamán y en Lucena, y estaba, como es lógico, bastante dolido, con el ánimo bastante bajo y un poco, siendo sincero, con miedo a cómo me iba a enfrentar al público, porque no tenía mucha alegría en mi corazón, como es normal al sufrir una pérdida tan grande y tan pronto.

Sin embargo, cuando empecé a cantar y sonaron los primeros compases de la primera canción, me entró una fuerza enorme. Comprobé que la música te salva de muchas cosas y a los músicos nos ayuda en los momentos difíciles y te hace ver la vida que, como bien canto en mis canciones, no podía ser de otra manera que mirar siempre adelante e intentar construir siempre ese castillo de naipes otra vez. La vida es así, todos sufrimos pérdidas y golpes de los que es difícil levantarse; yo, afortunadamente, he podido comprobar que la música me ha ayudado y me está ayudando a ello.

comprobé que la música te salva

¿Tuviste algo de miedo al lanzarte con este nuevo proyecto, esta nueva etapa de tu vida?, teniendo en cuenta el gran éxito al que había llegado El Puchero del Hortelano.

No, porque fue una gira muy tranquila, estuvimos nueve o diez meses de gira, por lo que nos dio tiempo a asimilarlo, no fue una cosa radical en la que de un día a otro la banda desapareciera. El cambio ha sido muy tranquilo, muy fácil, muy fluído, ha ido todo sobre rodado, he tenido mucha suerte también al contar con Sonde3 y con los músicos que comentábamos antes que me han acompañado; entre todos han hecho que la cosa sea muy bonita y muy fácil.

¿Echas de menos a “tus Pucheros”?

Los echo de menos más como amigos. La verdad es que han sido muchos años y seremos amigos para toda la vida, tengo ganas de vernos otra vez todos. Ya nos hemos visto otras veces, pero nunca con la tranquilidad que necesitamos para pegarnos una buena noche o un día juntos y ponernos al día, pero yo creo que de esta Navidad no pasará. Es gente que va a estar siempre en mi corazón.

es gente que va a estar siempre en mi corazón

Como es ya casi inevitable, estáis siendo muy activos por las redes sociales, hasta el punto en el que preguntáis a los seguidores dónde tocar (cosa que se agradece, pues muchas veces se comete el error de no tener en cuenta al público). ¿Soléis tener en cuenta todo lo que os aconsejan a la hora de la toma de decisiones?

Sí lo tenemos, luego la agencia Sonde3 ve lo que es factible o lo que no, pero todas las encuestas que hacemos como ésa o la elección del single, se las paso a la agencia diciéndole que esto es lo que ha votado la gente que me sigue por las redes y ellos parten un poco de ahí. Y la verdad es que nos llevamos sorpresas siempre, como alguna ciudad en la que no pensamos y luego intentamos ir.

Además de contar con la participación de todos ellos, publicáis a menudo las letras de los temas que conforman Uno, ¿qué se pretende con esto? ¿Acaso leer las letras en el libreto del disco es un arte perdido?

Yo creo que es precisamente eso, es intentar hacer lo mismo que en el libreto, como hoy en día discos físicos se venden muchos menos que descargas, en streaming en Spotify, o visionados en YouTube, pues lo mínimo que puedo hacer es ponerle la letra o algún lyric vídeo, que es una de las cosas que ahora mismo más éxito está teniendo. Simplemente intento llevar a las redes lo que la gente pide, que sin tener el libreto puedan ver la fotografía y la letra.  

En Granada es Cool! creamos una pequeña sección de “Mujeres en la Música” en la que intentamos resaltar el papel de la mujer tanto encima como detrás de los escenarios. Pero tú, vas más allá y escribes un Alegato para todas ellas. ¿Queda aún mucho por recorrer?

La sección la vi, en la que contasteis con Elena [González], por ejemplo. Elena es una de las mejores técnicos que hay en Granada y es una gran amiga y me dio mucha alegría cuando leí la entrevista suya porque es verdad que cuesta. Si ves el cartel de cualquier festival hoy en día, se cuentan con los dedos de las manos las cantantes o las músicas que hay. Y si es que se trata de una cuestión de estadística, en la que hay menos bandas, pues hay que ir poniendo remedio a ello.

Yo creo que sí queda mucho por hacer. Hablo por mi hija (que ya tengo una hija), por mi pareja, por mi madre, mis hermanas… Está claro que falta mucho todavía y siempre hay que estar recordándolo, porque parece que la gente que viene detrás no lo está haciendo mucho mejor, cuando lees, desafortunadamente, estadísticas de violencia machista en los institutos, con esas edades. Así que la fórmula es, hasta que nos den el secreto, ir haciendo ruido todos y denunciándolo.

Por último, ahora que has mencionado a tu hija, ¿va a haber canción también para ella, al igual que la que tienes para tu hijo?

Ya está hecha [risas]. Sí, se llama Abril e irá en mi próximo disco. Entre las dos o tres, si no más, que llevo ya, por fin hemos dado con la tecla y es una que me gusta a mí, que le gusta a ella y que tiene buen feedback por la gente que la está escuchando.

Esperamos entonces escucharla pronto. Muchas gracias, Antonio, por tu tiempo.

Por Ana López

Fotos de Antonio J. Villalba (Arco en Sala El Tren, marzo 2016)

Qué se te pasa por la cabeza?