Hoy se ha inaugurado en el Centro Cultural CajaGranada Memoria de Andalucía una exposición que recoge las 80 estampas que componen la serie de grabados Los Caprichos de Goya.

Goya es una de las figuras más controvertidas de la historia del arte español. Es difícil de encansiyarlo en una corriente artística determinada, todos los libros le arremeten entre el neoclasicismo y el romanticismo, incluso como precursor de ésta última, pues, ciertamente, es difícil señalar con precisión que perteneciera fielmente a un estilo artístico determinada.
Le tocó vivir un periodo decisivo y crítico de la historia; el tránsito del Antiguo Régimen, con sus monarquías absolutas, al Régimen Liberal, secundado por los ideales revolucionarios franceses, y La Ilustración. En definitiva, un periodo alborotador y saturado de revoluciones y cambios en la cultura, la política y el arte.

De versátil pero fervorosa actitud crítica, Goya pasó por numerables etapas a lo largo de su carrera pictórica, reflejando, a su vez, las numerosas fases de esplendor y decandencia por las que pasó España. Al inicio de su carrera, el pintor zaragozano, se consolida como pintor de frescos en la Basílica del Pilar, reflejando escenas bíblicas, pasa a instalarse en la Corte y a ser nombrado pintor de Cámara Real, es en este periodo donde retrata a la realeza y a la burguesía. Su estilo en este periodo es vivo y plasma las costumbres de la sociedad española de forma colorida y alegre. Conforme va madurando adquiere una visión más pesimista de la sociedad y refleja el lado sombrío y más crudo del pueblo, las desgracias sustituyen a los juegos y a las fiestas. Aún as,í se convierte en el pintor de moda de la corte y su fama aumenta, en esta etapa se le atribuyen sus primeros ensayos con el grabado, también es en este momento cuando se le diagnostica una grave enfermedad que deriva en sordera, inclinándose a partir de esta fecha en el aislamiento y la introspección.

En esta etapa nacen Los Caprichos; una serie de grabados en aguafuerte bajo el título ¨El sueño de la razón produce monstruos¨. Consta de 80 láminas publicadas en 1799 repletas de personajes fantásticos y escenas que rozan el surrealismo. Realizadas con una evidente intención aleccionadora, muestran una sociedad corrompida e hipócrita donde abundan los vicios. En todas las estampas, Francisco de Goya, censura y satiriza los errores y tópicos españoles, y resalta una impudorosa actitud crítica contra las instituciones e injusticias del sistema social del momento que se aprovecha de la ignorancia del pueblo.

Tras el estallido de la Guerra de la Independencia y de haber plasmado las desgracias de ésta en angustiosas y sombrías obras, pasa a ser pintor de la corte francesa para después volver a serlo de la española. Finalmente opta por recluirse de la sociedad y exiliarse en Francia, para seguir creando delirantes pero intensas obras de arte que dejarán grabado de por vida todas las calamidades y desgracias por las que pasó la sociedad a lo largo de los siglos XVIII y XIX, y, sobretodo, el magnífico legado que dejó Goya a romanticistas, impresionistas, expresionistas o surrealistas.

La muestra estará disponible hasta el 11 de diciembre.

Qué se te pasa por la cabeza?