_MG_2624

El pasado domingo, después de un fin de semana lleno de música, entre conferencias, conciertos íntimos, presentaciones y sesiones, nos atamos los cordones de las zapatillas una noche más para ver a dos grupos, distintos sin ninguna duda, pero igualmente enérgicos.

Los chicos de Vúfalo, con unas ganas tremendas de darlo todo, se encontraron con una sala repleta de gente. Entre el público pude oír a un chico que comentaba “no sé yo si al final me van a gustar los Rufus…”; en sus caras, fijamente mirando al escenario, y en sus movimientos al ritmo de la música, se notaba claramente que los granadinos habían calado hondo en apenas unos minutos. En definitiva, da gusto tener unos teloneros que sean capaces de dejar el listón tan alto.

Los Rufus iban de aquí para allá, montando el arsenal de teclas, pedales, percusión y las figuritas de Víctor y Julia (un dragón y una ballena, respectivamente), y después de una espera ansiosa: Tsukamori. El concierto comienza con el primer corte del álbum; un inicio idílico. Antes de las “buenas noches, Granada”, El Halcón Milenario y El problemático Winston Smith traen los primeros coros y ya estamos en los bolsillos de Víctor y los suyos, dispuestos a dejarnos llevar por esa “extraña fuerza que nos empuja hasta el vacío” lleno de Rufus T. Firefly; porque la música que hacen tienen nombre propio. Sin embargo, no es un nombre que aparezca con letras enormes en los festivales, aún no sabemos la razón, porque si el tamaño de la letra fuese realmente en proporción a la grandeza del grupo, Rufus T. Firefly podría tener incluso un par de flechas luminosas apuntándoles.

_MG_2838

Después de siete años en activo como banda y cuatro álbumes, ¿quién no se ha sentido identificado con su música hasta dar vueltas y vueltas para dejarse llevar por una especie de fractal musical? ¿Complicado de explicar, no? Al fin y al cabo, los Rufus no buscan tan solo que corees su tema más escuchado en Spotify, si no que te dejes llevar por esta espiral de ritmos psicodélicos.

_MG_2447

 

Texto por Laura efe

Fotografías de Laura Martín

Qué se te pasa por la cabeza?