mentos2

¿Serías capaz de ponerte a bailar en un parque? ¿Y pedirle a alguien que bailara contigo? ¿Te sentarías a tomar a café con un extraño y le contarías un cuento? ¿Jugarías a las palmitas como cuando eras niño? ¿Le dirías un par de piropos a un desconocido?

Nos hacemos mayores y además de las arrugas, nos pasa factura con la comunicación y los prejuicios. Todos tenemos un lado gamberrete, desinhibido y despreocupado que hemos ido perdiendo con los años… por eso, MENTOS ha puesto en marcha este emocionante experimento en el que un grupo de niños se mete en tu cabeza. Tu única misión: obedecer.



Qué se te pasa por la cabeza?