Aerolíneas Federales + Harakiri Beach. 3er Aniversario de Discos Bora-Bora. Sala Plantabaja

Discos Bora-Bora cumplía tres añazos y no había otra mejor manera que celebrarlo con una gran fiesta en Sala Plantabaja en la que los invitados de honor serían nada más ni menos que los vigueses Aerolíneas Federales, que estarían acompañados previamente de Harakiri Beach. La ceremonia la presentaría el gran Jesús Ordovás (RNE3) y, además, habría muchas más sorpresas. Como para no ir.

Por eso, veníamos rápidamente, mojados por la lluvia, del concierto de La Bien Querida, que habían adelantado para que, como buenos granadinos, no nos perdiéramos nada aunque se trataran de estilos muy diferentes. Pero, ¿qué se le va a hacer?, por estas tierras somos así. Llegamos justo al inicio de la actuación de los granadinos Harakiri Beach, que iban calentando la sala mientras la gente iba apareciendo lentamente.

Con un sonido muy eléctrico, nos presentaron su primer EP, Cazador de medusas, con el que se están ganando poco a poco y merecidamente al público de la capital nazarí. Éste parecía responder bien al directo de los tres, no sólo contestando de colegueo a temas como Vente de Fiesta, sino también sin parar de bailar.

Jesús Ordovás salía minutos más tarde para presentar de la manera en la que él sólo sabe a los otros protagonistas de la noche, los esperadísimos Aerolíneas…¿Sexuales? Sí, porque, como bien comentaba, se habían ganado ese nombre gracias a sus provocativas letras, como las de algunos de los temas que iban a tocar y que tanto han trascendido en la historia de la música española.

Así, la formación original de Aerolíneas Federales, con Miguel Costas, Silvino Díaz, Coral Alonso, Rosa Costas y Luis Santamarina, acompañados por el joven Tarci Ávila a la guitarra, aterrizaba sobre el escenario para comenzar, sin rodeos, con la exitosa Rollo Porno, dándole así la razón al presentador de la noche. Sólo quiero divertirme, Asesiné a mi novio o Gualberto (Día y noche) hicieron que los más fanáticos corrieran como locos a las primeras filas para entregarse al máximo al grupo.

Nos provocaban más con En Pelotas y Rosa se desabrochaba el chaleco para finalmente quitárselo, dejando lucir su top de lentejuelas y brillando aún más junto a su compañera Coral. Rosa, que ejercía como locutora del grupo, preguntaba si había algún gallego pero, aunque no lo hubiera (sí que habían venido algunos desde Asturias), prácticamente todos eran capaces de seguir a las letras de Non teño diñeiro o de Non todo é o que parece.

Nos retaban a esforzarnos más con El león de la metro, Lárgate o Mi chica dijo sí y nos amenazaban con expulsarnos si no nos sabíamos Ahora soy feliz, aunque no fue necesario cuando toda la sala contestaba al ritmo de “¡canapé!”. Y es que la fiesta sirvió para unir a varias generaciones que se mezclaban entre ellas y bailaban y cantaban juntas las letras de ¡Oh qué calor! o de la ansiada Soy una punk, que revolucionó la sala hasta el final.

Mucho güisqui y Rock’n’Roll, No sé ligar, Oh, qué pena me das o su mitiquísima y graciosa versión Mi vídeo no tiene mando a distancia fueron otras que sonaron fuertemente entre los seguidores de la banda, hasta que llegó la que quizás les ha hecho más conocidos No me beses en los labios, que se coreó desde principio a fin y por todo el Planta.

Con esta última, se bajaron para hacer un breve pero merecido descanso y volver a revolucionar a su público que tan expectante estaba ante la idea de poder estar viendo a tal grupo.

A través de Quiero jamón, Vacaciones y Quiero Rock’n’Roll, dejando clara la religión de todos los que estaban allí, unos Aerolíneas Federales que demostraron estar muy en forma, dieron la nota final a lo que fue un concierto más que divertido e inolvidable para el gran número de asistentes, tan diferentes entre sí, que había reunido este cumpleaños de Bora-Bora.

La fiesta continuó, eso sí, de la mano de todos los djs que nos habían traído, como las risueñas Almejillas Picantes, que supieron estar a la altura de la gran sesión de Paco Chica o de Ordovás. En Polaroid Club, por supuesto, se siguió con el aniversario hasta las tantas de la mano de Dj Terrible y Manpop. Sin duda, aunque ya a estas alturas no nos sorprende, los de Discos Bora-Bora saben cómo montárselo y por eso les deseamos que cumplan muchos años más, los queremos celebrar todos con ellos.


Texto por Ana López

Fotos de Antonio J. Villalba

Qué se te pasa por la cabeza?