RYM

Hace unas semanas pasamos una “noche de cine” con RYM, cuando presentaron, sobre las tablas de Teatro CajaGranada, Hasta el final, la duda, la carta de presentación del nuevo proyecto de los anteriormentes conocidos como Royal Mail. Aprovechando la ocasión hablamos con Antonio Chavarino, alias Chava (voz y guitarra), para que nos contase el por qué del cambio, qué nos ofrece RYM y qué podemos esperar de ellos a partir de ahora.

“nos han dicho en varias “casas” que no les interesa el producto, ya que prefieren algo más indie…”

Después de casi tres años de mutación, de haber madurado personal y musicalmente, ¿qué van a encontrarse los seguidores de Royal Mail en este nuevo formato?

Se encontraran una propuesta diferente. Seguimos siendo los mismo y a Royal Mail le debemos mucho, pero a partir de ahora queremos ser más auténticos que nunca. Queremos mostrar algo muy sincero y que coquetee incluso con otras disciplinas artísticas.

Habéis cambiado de nombre, de idioma y de estilo, pero si no me equivoco seguís siendo los mismos integrantes, ¿estos cambios han partido de una necesidad de evolucionar de la formación o de romper con todo?

Si claro, la necesidad de evolucionar nos ha llevado a la actual formación. Nuestra relación con Luis (pianistas) se forjó durante la grabación y era imposible deshacernos de algo tan bonito.

¿Cuánto de Royal Mail habéis conservado? ¿Hay algo en RYM que echéis de menos de Royal Mail?

No miramos atrás con nostalgia, todo lo contrario. Tratamos de seguir explorando y de eso se trata, ¿no? Si siempre haces lo mismo resultará muy aburrido. Aquí estamos para aprender, disfrutar y compartir experiencias nuevas.

El público está reaccionando a vuestro cambio, ¿hay demasiadas opiniones que digerir? ¿Cómo os enfrentáis a la posibilidad de que haya quien no acepte o no entienda el porqué de esta nueva identidad?

Es normal que a mucha gente le pueda sorprender negativamente este nuevo cambio, pero por supuesto lo aceptamos. No pretendemos convencer a nadie de nada. Cualquier obra artística se expone siempre a ello y debe de ser positivo ya que también enriquece y nutre el proceso creativo.

¿Es “Hasta el final, la duda” un trabajo conceptual?

Es bastante conceptual si, pero casi surgió por casualidad. Una vez escuchada la línea completa del disco nos dimos cuenta de ello y nos pareció estupendo.

¿Cuáles han sido vuestras influencias artísticas durante la gestación del nuevo proyecto y de este disco?

Siempre detrás de un disco hay ciertas experiencias que te han llevado a algo nuevo y eso se ve en este disco claramente, y ya no solo a nivel artístico me refiero, sino personal. Es interesante poder “dar la vuelta a la tortilla” y hacer de algo negativo, positivo.

Con la promoción del single, tan arriesgada como original, ¿creéis que, como primera toma de contacto, ha funcionado el hecho de estar por tantísimos rincones de la ciudad? ¿Consideráis que podíais llegar así a mucha más gente, no?

Si, esa propuesta de promoción fue idea de nuestro amigo, y manager, Alfonso Méndez que siempre está ideando lo mejor para nosotros. Pero claro que nos gustó sobre todo por ser una iniciativa diferente. Preferimos autogestionarnos la promoción y no regalar pasta a promotoras mafia.

¿Cuáles son los planes de futuro de RYM?

Pues ahora toca defender estas canciones en directo donde nos dejen, aunque ya nos han dicho en varias “casas” que no les interesa el producto, ya que prefieren algo más indie…. Yo lo llamaría mainstream. El concepto indie ya no existe.

Qué se te pasa por la cabeza?