_9-640x427

Crystal Fighters. Viernes 9 de diciembre. Palacio de Deportes.

Se apagan las luces y, pese al poco público que hay en pista, Simius Kid acompañado por The Pimientos salen al escenario. Gracias a sus ritmos eléctricos y sus mezclas en directo logran hacer bailar a todos los que allí se encontraban. Incluso después, este dúo, demostrando que se adaptan a cualquier situación, saldrían con Crystal Fighters haciéndose cargo de parte de la percusión en una de sus canciones.

Después de casi una hora de electrónica bailable llegaba el turno del grupo por el que el mundo se movilizó, y, en apenas 10 minutos, el Palacio de Deportes se llenó de todos aquellos que querían bailar y disfrutar de los ritmos pegadizos y vibrantes de losCrystal Fighters. Gracias a la escenografía los británicos hicieron del escenario un pequeño paraíso vegetal donde poder disfrutar de sus canciones y en el que el centro del escenario se convirtió en el lugar donde realizaron unos juegos corales de percusión.

_2-640x427

Se apagan las luces, y en la parte izquierda del escenario se ilumina un armatoste de madera  que empiezan a tocar, dejándonos con una introducción muy tribal a lo que se presuponía como un concierto eléctrico y muy movido. A la par que suena la primera parte de Simplecito la primera canción de su nuevo álbum de estudio, Everything Is My Family, salen los integrantes ante la gran ovación del público, deseoso de verlos por fin en directo; y comienzan los acordes de Follow, una de sus archiconocidas canciones.

_5-640x427

Continúan con Yellow Sun, haciendo ver que aunque su nuevo disco es mucha más eléctrico que los anteriores, no han abandonado del todo sus primeros sonidos. Sigue LA Calling con sus vibrantes acordes e In your arms, que nos deja ver ese tono más eléctrico y más discotequero de su nuevo disco.Con la conocidísima Love Is All I Got, recurrente en todas las pistas de baile, el público bailó hasta quedar exhausto. Con el primer single de su nuevo trabajo, All Night, siguen encandilando a un público ya entregado de por sí, con su debut I Love London, logran terminar de conquistar a todos, y la ecléctica I Do This Everyday hace que el público se mueva con esos ritmos oscuros. Con Lay Low, de su último trabajo, nos vuelven a recordar que en cuanto a juegos vocales nos seguirán cautivando. A modo de descanso, tanto para el público como para ellos,Bridge of Bones logra que el público repose los ánimos para lo que vendría después: Good Girls, con ese ritmo veraniego tan característico del grupo. Su última canción, You & I, hace que el público olvide todo su cansancio para volver a saltar y a disfrutar con ellos. Por último, como bis, nos deleitaron con dos canciones de Star of Love, su primer trabajo, Plage y Xtatic Truth, poniendo un gran y genial broche a un concierto que de por sí fue ágil, dinámico y que dejo a todos con un buen sabor de boca.

Por Gonzalo de la Orden

Fotos Mar B Zapata

Qué se te pasa por la cabeza?